“Isleño o paga o es destituido; no lo digo yo lo ordena un juez” revira constructor


 

Marcos Isleño, alcalde de Medellín, tiene que pagar más de dos millones de pesos de obras que solicitó en el 2011 y que no liquidó cuando era priista, o será destituido por órdenes de un juez, señaló el constructor Aldo Serrano. 

“Todo está bien fundamentado, emprendí un juicio legal y la notificación que se le hizo al ayuntamiento salió resuelto a mi favor”, dijo el empresario constructor que construyó guarniciones y banquetas en El Tejar y en el acceso principal a la comunidad Rancho del Padre. 

Aldo Serrano anticipó que si Isleño insiste en negarse a pagar los más de dos millones de pesos de obras hechas en el 2011 al gobierno entonces priista, entonces un juez federal ordenará su destitución.

Comparte esta nota: